agosto 22 2019 0Comentario
Hidrodesbaste vs Granallado

Hidrodesbaste vs Granallado

Una vez expuestos los dos sistemas de mejora del CRT que ofrece Roe-Co, el Hidrodesbaste y el Granallado. Se realizará una breve comparativa de ambos métodos prestando atención a las principales diferencias que existen entre ambos sistemas.

  • Indicaciones de cada sistema. Es sin duda el elemento más importante de la comparativa. Aunque ambos sistemas son extremadamente versátiles y mejorarán el CRT de casi cualquier firme que se encuentren, es importante determinar los principales usos en los que cada uno de ellos es superior al otro. Para ello, nos fijaremos en el parámetro sobre el que cada uno de ellos actúa de manera más importante para mejorar el CRT, ya que aunque ambos actúan sobre la micro y macrotextura, lo hacen de manera diferente.
    • Hidrodesbaste: Principalmente actuará sobre la macroestructura del firme y en menor medida sobre la micro. Esto hace que sea especialmente indicado en firmes que presenten mezclas cerradas o con exceso de betún. Es también muy útil en firmes de hormigón.
    • Granallado: Actúa sobre la macro y la microtextura, mejorándolas de manera muy significativa. El granallado está especialmente indicado en firmes con buenas condiciones en la macrotextura, cuyo principal problema es un pulido excesivo de los áridos. Mezclas abiertas o discontinuas son las idóneas para este tipo de trabajos.
  • Trabajos en Firmes Drenantes: En ocasiones, es necesario realizar trabajos de mejora de CRT en firmes con características drenantes. En este caso, es necesario tener en cuenta lo siguiente:
    • Hidrodesbaste: el Hidrodesbaste no sólo mantiene esta drenabilidad, si no que mejora significativamente la limpieza de los mismos.
    • Granallado: No producirá ninguna mejora en el mismo, aunque tampoco perjudicará esta característica de manera muy significativa.
  • Rendimientos: Es una ventaja común a todos los sistemas de trabajo de Roe-Co. Parte de la filosofía de la empresa es trabajar con equipos líderes en rendimiento, puesto que sabemos lo complicado que es trabajar en infraestructuras de alto nivel de ocupación. El objetivo de esta filosofía es poder dejar lista la zona de trabajos en el mínimo tiempo posible para reducir la influencia de estos en la operativa de las carreteras. El rendimiento es parecido para ambos sistemas, pudiendo trabajar rendimientos por encima de los 1.200 m2/ hora.
  • Trabajo en condiciones meteorológicas adversas. Un parámetro importante a tener en cuenta a la hora de planificar unos trabajos es la influencia de la meteorología sobre los mismos:
    • Granallado: La imposibilidad de trabajar si el Firme está mojado o húmedo es uno de los principales hándicaps del granallado. En estas condiciones no es posible realizar este tipo de trabajos, ya que el sistema de aspiración de polvo no funciona correctamente.
    • Hidrodesbaste: Puede funcionar sin ningún tipo de limitación por meteorología.
  • Medios a aportar por el cliente. En ambos casos se trata de equipos que se caracterizan por su autonomía, si bien el granallado normalmente implica menos organización y gestión previa de los trabajos. Dentro de esto, ambos sistemas tienen necesidades diferentes.
    • Hidrodesbaste: Requiere una planificación previa de los puntos de carga y descarga de agua, para que bien localizados, eviten perder tiempo en este proceso. Una vez definidos éstos, el equipo no necesitará ningún otro apoyo ni coste de operación, más allá de la gestión de un contenedor de obra en la base a reponer cada tres días de trabajo.
    • Granallado: Necesita un camión pluma dos veces durante cada jornada, para realizar la descarga de los big-bags empleados cargados con el residuo generado.